Günter Grass no seguirá pelando la cebolla

Günter Grass no seguirá pelando la cebolla

La muerte del escritor Günter Grass merece una especial mención en nuestro repaso por los lazos que unen a la cebolla con el mundo de la cultura. El gran novelista alemán, ganador en 1999 de los premios Nobel y Príncipe de Asturias de Literatura, se inspiró en esta hortaliza para encontrar el germen creativo y el título de su obra más personal, su autobiografía: Beim Häuten der Zwiebel (Pelando la cebolla).

Grass nació en octubre de 1927 en lo que entonces era la Ciudad Libre de Dánzig, un enclave de población alemana en territorio polaco administrada por la Sociedad de Naciones. Así, la infancia y adolescencia del autor se desarrollaron en uno de los momentos más convulsos de la historia de la ciudad: las tensiones entre polacos y alemanes, el auge del nazismo y la incorporación de Dánzig a Alemania, la II Guerra Mundial (donde con solo 16 años fue reclutado por el ejército alemán) y el exilio cuando, tras la derrota nazi, Dánzig fue ocupada por los soviéticos y luego incorporada a Polonia.

Estos azarosos y traumáticos años son los que cuenta Grass en Pelando la cebolla, publicada en 2006, ya como culminación de su obra literaria. En una entrevista, el autor explicaba así cómo había abordado la obra y justificaba el título: “Por mi experiencia como narrador, sé que no somos fieles a nuestros recuerdos y que tendemos a embellecerlos o, sencillamente, a recomponer y ordenar fragmentos. Por eso, en esta obra he intentado recordar y reflejar a la vez, del modo más digno posible, la esencia real de la autobiografía en el proceso de creación. El proceso que me permite abordar los recuerdos de la infancia es el de ir quitando capas a la cebolla: ver primero lo que hay detrás de la primera capa y reflejarlo por escrito, y luego, al descubrir lo que hay tras la segunda, reescribir lo que escribí y confesé en la primera… y así sucesivamente”.

No es esta la única referencia destacable a las cebollas en la obra de Günter Grass. En su obra más famosa, El tambor de hojalata, presenta a un grupo de comensales en un restaurante durante la guerra que mantienen en todo momento una apariencia de total serenidad, pero aprovechan el momento de trocear las cebollas para poder llorar.

Y hay que destacar también que Grass era un notable dibujante, grabador y escultor. Así se puede ver en la ilustración de portada de su biografía, que, naturalmente, muestra una cebolla.

Cebolla de Günter Grass para su autobiografía.

En la entrevista citada, Grass añadía que el repaso a sus recuerdos no estaba acabado porque “las cebollas no tienen semilla, hueso o corazón; son solo capas de piel y quedan algunas pendientes” y añadía que para contar hacían falta “muchas cebollas y muchas ganas”. Pero sus recuerdos acabaron con su muerte el pasado 12 de abril.

Me apellido Cebolla

Me apellido Cebolla

Los datos del padrón estatal en 2015 señalan que Cebolla es el apellido de 2872 ciudadanos. Concretamente, es el primer apellido de 1419 personas, el segundo de otras 1430 y 23 más lo repiten en ambos. Es decir, llevan el apellido Cebolla en su nombre, aproximadamente, tres de cada cien mil españoles.

Apellido Cebolla

Distribución provincial.

Las cifras del Instituto Nacional de estadística (INE) muestran además que se trata de un apellido muy concentrado en dos provincias muy concretas. Valencia fue el lugar de nacimiento de 1210 personas con apellido Cebolla (607 de primer apellido, 584 de segundo y 19 en ambos) y Zaragoza de otros 676 (322 de primero y 354 de segundo). Aunque haya más naturales de Valencia, hay que tener en cuenta que esta provincia tiene más población que Zaragoza, por lo que es en este último lugar donde es más común el apellido, que llevan poco más de 4 de cada cien mil zaragozanos.

En cuanto al origen del apellido Cebolla, Josep María Albaege en El gran libro de los apellidos resume simplemente: “Aplicado fácilmente como mote”. Es decir, comenzó, como otros muchos, siendo un apodo. El autor da el mismo origen a variaciones como Cebollada o Cebollero.

Este origen popular ayuda a explicar que con el apellido Cebolla no aparece ningún linaje nobiliario que poseyera blasón o escudo de armas. Los expertos resaltan que los escudos son siempre de una familia concreta y no de todo un apellido, pero a lo largo de la Edad Moderna, buscando prestigio, se extendieron los escudos familiares.

Vicente de Cadenas en su obra Repertorio de blasones de la Comunidad Hispánica define así el escudo del apellido Cebolla: “En sinople, dos estribos de plata, puestos en faja”. Es decir, sobre fondo verde, dos espuelas plateadas en horizontal y en el tercio central.

Cuando los judíos hubieran cambiado el maná por cebollas

Cuando los judíos hubieran cambiado el maná por cebollas

La Biblia ofrece una clara muestra de cómo la cebolla era un producto cultivado y apreciado desde la antigüedad en Números, uno de los libros que cuenta la historia de Moisés y el éxodo de los judíos desde Egipto a Israel.

Aquí se explica cómo para ayudarles a cruzar el desierto, Dios les envió el maná, un alimento milagroso que llovía cada noche sobre el campamento, pero que a pesar de su origen divino no les hizo olvidar otras comidas. El capítulo 10 de este libro relata:

La turba de los advenedizos que se habían mezclado con el pueblo se dejó llevar por la gula, y los israelitas se sentaron a llorar a gritos diciendo: “¡Si al menos tuviéramos carne para comer! ¡Cómo recordamos los pescados que comíamos gratis en Egipto, y los pepinos, los melones, los puerros, las cebollas y los ajos! ¡Ahora nuestras gargantas están resecas! ¡Estamos privados de todo y nuestros ojos no ven más que el maná!La añoranza de las cebollas y demás hortalizas todavía es más valorable dado que el mismo capítulo del Éxodo explica que el sabor del maná era “como el de un pastel apetitoso”.

¡Cómo añoramos [...] las cebollas! José Antonio Cotallo

¡Cómo recordamos […] las cebollas!     José Antonio Cotallo

Un pueblo llamado cebolla

Un pueblo llamado cebolla

Cebolla es un municipio de unos 3600 habitantes situado en la provincia de Toledo, a 55 km de la capital, y que, pese a su nombre, no está especialmente vinculado al cultivo de esta hortaliza, sino que destaca por ser uno de los principales puntos en España de producción de higos (hasta 800.000 kilos al año). El aceite de oliva es otra producción agrícola típica.

Los lingüistas explican el nombre del pueblo a partir de la palabra árabe “yevayla”, cerro, ya que el caserío se sitúa entre dos montecillos, a los lados de un arroyo, ahora canalizado y cubierto, sobre la vega del río Tajo. Aunque también otra teoría deriva el nombre de otra expresión en árabe: “Gebel-Alá”, Dios me ha hecho, en referencia a la mezquita alrededor de la que se formó el pueblo. La primera referencia documental, como Casas de Cebolla, es en un texto en mozárabe del siglo XII.

De sus orígenes musulmanes, Cebolla conserva el castillo de Villalba, que luego perteneció a los Templarios. Otros monumentos del pueblo son el Rollo de Justicia, símbolo de que en el siglo XV el pueblo obtuvo el título de villa, y la iglesia parroquial, de estilo barroco. De origen medieval es también el Baile de la Bandera, acto principal de la celebración se Semana Santa.

Pueblo de Cebolla (Toledo). Javiergil73

Pueblo de Cebolla (Toledo).                                        Javiergil73

Declaración Abu Dabi: Jumosol firma por la seguridad alimentaria y la sostenibilidad

Declaración Abu Dabi: Jumosol firma por la seguridad alimentaria y la sostenibilidad

jumosol-extra-sweet-onions

Jumosol Fruits ha sido una de las treinta empresas de todo el mundo que el pasado día 28 firmaron la denominada Declaración de Abu Dabi, llamada así por ser la capital de los Emiratos Árabes Unidos la que ha albergado el lanzamiento de esta propuesta mundial.

Impulsada por Global GAP, SAI (The Sustainable Initiative Platform) e ITC (The International Trade Centre), la Declaración de Abu Dabi es una convocatoria abierta y global con el objetivo de encontrar nuevos enfoques que conduzcan a una agricultura más segura y sostenible al tiempo que más rentable y atractiva para los agricultores.

Foto de familia tras la firma de la Declaración de Abu Dabi.

Foto de familia tras la firma de la Declaración de Abu Dabi.

La propuesta se fundamenta en tres pilares: la adopción de un conjunto común de buenas prácticas agrícolas, un sistema único de identificación de cada explotación agraria que sea aceptado por todas las partes implicadas y un mecanismo que asegure el compromiso y el flujo de información entre todas las partes de la cadena de suministro.

Estos tres pilares se concretan posteriormente en ocho compromisos sobre: buenas prácticas agrícolas, sostenibilidad y resiliencia de las explotaciones, unificación de criterios, reducción de sistemas de control y verificación, cooperación entre las administraciones y los agentes de la cadena, informes de progreso, comunicación de reclamaciones y motivación.

En Jumosol hemos firmado la declaración porque sus ocho postulados coinciden con lo que ya es nuestro día a día y porque queremos comprometernos en la difusión de este mensaje de seguridad alimentaria y sostenibilidad. La declaración establece las bases de un nuevo modelo de excelencia para el sector primario.

La declaración se firmó en el marco del Global GAP Summit 2014.

La declaración se firmó en el marco del Global GAP Summit 2014.

La Declaración de Abu Dabi ha sido inicialmente firmada por entidades como Unilever, Pro Terra Foundation, Nestlé, The Sustainability Consortium, Bayer, Syngenta o la Fundación Chile, además de las tres organizaciones que la han impulsado y una veintena más de compañías y entidades como Jumosol, la primera en hacerlo en España.

La Declaración de Abu Dabi ha sido una de los temas principales tratados en el Global GAP Summit 2014, una cumbre mundial de altos responsables, expertos y profesionales de la industria alimentaria que se ha celebrado en Emiratos Árabes Unidos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies